Revisión: Stirling Ben Franklin (Jabón)

Se trata de un jabón artesano producido en Estados Unidos (Booneville, Arkansas) por Roderick y Amanda Lovan, un matrimonio joven, que inició su andadura en la fabricación de productos para el afeitado allá por enero de 2012.

Desde el princio han intentado crear productos de la máxima calidad al menor coste posible y siempre desde el máximo respeto al medio ambiente, basándose sus formulaciones en productos naturales y 100% biodegradables. Tanto es así que incluso sus envases y pegatinas proceden del reciclaje.

A lo largo de estos 5 años han pasado por diferentes formulaciones en su incesante búsqueda de jabón “perfecto”, si bien llevan ya unos 2 años con la actual que por fin ha cumplido con lo que ellos pretendían.

Formulación/ingredientes. En la foto los veis.

Se trata de una fórmula con base de sebo, que resulta algo compleja para ser artesanal, ya que consta de 13 ingredientes, pero que como ahora veremos está repleta de componentes de altísimo nivel nutritivo y protector para nuestra piel.

A destacar:

  • Aceite de Ricino: de alto poder emoliente, muy nutritivo y acondicionador cutáneo.
  • Glicerina: agente humectante y que facilita el espumado.
  • Aceite de Almendras: de alto poder nutritivo y emoliente.

Además de todo esto, lleva manteca de karité y lanolina.

Presentación. Son 165 gramos (5.8Oz) de jabón blando, dentro de un bote de plástico de 9,5cm de diámetro con tapa a rosca. Es el envase más utilizado por los fabricantes americanos y que poco a poco se están implantando también en Europa. Es lógico, ya que se trata de un envase ligero, resistente, no se deteriora con el agua y tiene unas dimensiones que facilitan mucho la carga. Este además, cuenta con una pegatina muy bonita en la que se puede observar al que fuera Presidente de los Estados Unidos, sudando la gota gorda mientras redacta la Declaración de Independencia.

Longevidad/duración. Al tratarse de un jabón blando, en la carga se consume una cantidad de producto por encima de la media, pero también es cierto que la cantidad que trae también está por encima de la media, por lo tanto ese mayor consumo no repercute en el gasto. Por afeitado se emplean unos 2,2gr. de media, con lo cual tendremos para 75 afeitados aproximadamente.

Carga requerida. Bastante. Ya lo he dicho antes, debido a su textura la carga es generosa, lo cual se refleja en la cantidad final de espuma obtenida, que también es generosa.

Capacidad de hacer espuma. Alta. Al contener Glicerina, hace que el espumado sea muy facil.

Este es el resultado de la primera batida con el agua que retiene la brocha escurrida.

Tras añadir unas 20 gotas de agua.

Tras añadir otras 20 gotas de agua ya está lista la espuma.

Ratio agua/jabón. Admite muy bien el agua y es permisivo con los excesos. No obstante demanda menos agua que el resto de jabones con sebo que he probado. Normalmente suelo añadir agua 3 veces, pero con los Stirling con 2 es más que suficiente.

Calidad de la espuma: Excelente. Este jabón juega en la Champions League. Hace una espuma de primer nivel y a la altura de los mejores.

Protección y deslizamiento de la hoja. Excelente. La manteca de karité y lanolina son dos ingredientes que covierten a nuestra cara en una pista de patinaje.

Sensación en la cara. Totalmente neutra, ni frío ni calor.

Hidratación y postafeitado. Excelente. Tras el aclarado, deja en la cara la típica película deslizante que una vez seca, la deja completamente suave y elástica.

Aroma. Dice textualmente el artesano: Este jabón huele a pantalones de un caballero mayor al final de un caluroso día de julio en Filadelfia, redactando documentos importantes sin aire acondicionado.

Supongo que es un chiste o algo en tono jocoso que a los americanos le hará gracia, pero como podréis imaginar el jabón no huele a eso. Ojo, no es que yo le haya olido los pantalones a los abueletes, pero me apuesto lo que queráis que no huelen como este jabón.

Tiene un potente aroma a incienso resinoso, con gran presencia de trementina y benjuí. Tambien está muy presente la nuez moscada que trasmite un ligero cosquilleo en la nariz.

En conjunto y en seco, guarda cierta similitud con el Eufros Black Note, si bien una vez espumado el aroma final se aleja de la Edición Especial que se hizo para este foro.

No es un aroma para todos los públicos.

Precio. Cuesta 12,50$ (11,75€) tanto en la web del fabricante como en Maggard Razors, siendo los gastos de envío mucho más económicos en el segundo.

Precio por afeitado. 0,16€.

Recomendado. Depende. Se trata de uno de los mejores jabones con base de sebo actuales y con un precio muy contenido. La pega que tiene es el aroma que es muy oscuro, potente y resinoso, así que en función de esto que cada uno decida.

18 Me gusta

Gracias por la revisión :clap:
Lo de los pantalones de un caballero mayor …
Como slogan no lo veo yo…:joy:

1 me gusta

Gracias Rafa por el currelo de la revisión. Estoy convencido que a muchos compis les va a servir de gran ayuda para poder seguir “ahorrando”.
La etiqueta mola bastante, la verdad.

1 me gusta

Gracias por la revisión Rafa. Lo del aroma, misterios del Marketing :joy:

1 me gusta

Menos mal… Uno que no ansío.

1 me gusta

Gracias por la revisión, menuda currada te estas pegando!

1 me gusta