La brocha de afeitar ventajas y caracteristicas,

Brochas de afeitar.

El término brocha de afeitar o cepillo de afeitar se refiere a un implemento con cerdas colocadas en un mango que se utiliza para aplicar jabón de afeitar o crema de afeitar en la cara cuando se afeita. Los mangos se pueden hacer entre otros con materiales nobles como el marfil o incluso el oro y diseñados para que se sientan bien equilibrados en la mano. La carga de cerdas puede estar compuesta por cualquier cantidad de pelos de materiales naturales o sintéticos.

El propósito de las es crear la espuma de afeitar al mezclar el jabón o crema de afeitar con agua caliente o fría y aplicarla en la cara, para que la navaja se deslice suavemente a lo largo de la piel eliminando el tirón de cada pelo individual, que provoca irritación y puntos rojos.

Usando una brocha de afeitar se consigue la mezcla intima del jabón o la crema de afeitar con el agua, creando una espuma gruesa y completa que suaviza y suspende los pelos, haciéndolos más fáciles de cortar.

Un buen afeitado que deje la cara limpia y fresca es una de las mejores maneras de empezar el día. Pero para conseguirlo es importante que los instrumentos sean los más indicados para el rostro que se va a rasurar. El tipo de piel y barba y las preferencias del usuario modifican la elección de cada elemento, y tan importante como escoger la navaja es optar por la brocha correcta.

Como en otros ámbitos, el precio es un indicador de la calidad de una brocha, pero no es el único factor, ni mucho menos el determinante ya que influyen muchos más. Fíjese en la dureza de la barba y la sensibilidad de la piel, piense en si prefiere los jabones de afeitar duros, en barra, semiblandos o en crema, y si le gusta más formar la espuma directamente sobre la cara o previamente en un cuenco. Y un último factor: cada brocha tarda un tiempo en secarse, y es importante que lo haga por completo para que no se estropee.

Por lo tanto la brocha de afeitar es uno de los elementos más importantes en el logro de la excelencia en el afeitado. Se puede utilizar una máquina de afeitar, navaja barbera, maquinilla de cartuchos, desechables, espuma, jabón o crema de afeitar. Sin embargo, en el espectro del afeitado clásico lo que no puede pasarse por alto es el uso de la brocha de afeitar.

El valor de una brocha de afeitar está determinado más por su carga, densidad o cantidad de cerdas que por cualquier otro factor. Los precios de las brochas sintéticas son los más baratos, mientras que las brochas de la más alta calidad son fabricadas con el mejor pelo de tejón y son mucho más caras.

La brocha puede ser la herramienta de afeitado de vida más larga si se cuida adecuadamente, sacándola por completo en un lugar aireado antes de guardarla y limpiandola cada cierto tiempo.

Por lo tanto una brocha de afeitar proporciona al usuario muchas más ventajas que aplicar simplemente la espuma de afeitar con la mano como ocurre con las espumas en spray o enlatadas. La brocha de afeitar permite al usuario distribuir uniformemente el jabón o crema de afeitar. Aunque su mano puede hacer el trabajo bastante bien, sencillamente no se puede comparar con el de la brocha de afeitar. La brocha le permite distribuir rápidamente el jabón con el espesor óptimo y le permite aplicar una capa uniforme. También las cerdas de la brocha exfolian su piel. Ellas son capaces de llegar debajo de la piel antes del afeitado y ablandar la cara. Esto ayuda a su piel después del afeitado, con lo cual ayuda a mantener la piel saludable y combate la irritación cutánea, los pelos encarnados, etc. La brocha de afeitar eleva el vello facial para que pueda obtener un mejor ángulo cuando se esté afeitando. En general, esto le dará un afeitado más apurado de mayor duración. Además una brocha de afeitar le permitirá utilizar menos crema de afeitar o jabón por la sencilla razón de que no solo conseguirá aplicar el jabón de una manera más eficaz, sino que también podrá decidir el grosor de la capa de producto a aplicar en su cara. Si utiliza jabón, este le debería durar el doble de tiempo que si utiliza espuma de afeitar. Así que, en general, cuando se utiliza una brocha de afeitar, no sólo controlará la aplicación del jabón o crema de afeitar, sino que también le ayudará a conseguir un afeitado más apurado, con lo cual mantendrás la piel más suave durante más tiempo.

Hay varios tipos diferentes de brochas de afeitar. Esto no es conocido por el gran público y terminan por elegir una brocha que simplemente no es la adecuada para su piel. Aunque existen diferentes tipos, todas ellas tienen un propósito. Lo mejor es encontrar una que se adapte a su piel, no compre cualquiera, a continuación se habla de las brochas para intentar ayudarle en la elección de la mejor para usted.

En Europa la brocha de afeitar moderna se remonta al siglo XVIII en Francia durante la década de 1750.
La calidad de estas brochas difería enormemente, ya que los materiales utilizados para modelar los mangos variaban de lo común a lo exótico. No era extraño que los mangos estuvieran hechos de marfil, oro, plata, caparazón de tortuga, cristal o porcelana.

Hasta el siglo XIX los hombres se afeitaban en las barberías, sin embargo, la aparición de la navaja plegable permite el afeitado en casa. Entonces el mercado de accesorios para el afeitado creció y la brocha de afeitar se convirtió en un signo de estatus social. Los miembros de la aristocracia preocupados por la estética compraban brochas caras hechas con los mejores materiales y por los mejores fabricantes. Los hombres acomodados en general se afeitaban con una brocha de pelo de tejón, mientras que los plebeyos recurrirían a versiones más baratas hechas de pelo de jabalí. Una brocha de afeitar era considerada como un símbolo de estatus, una brocha costosa o excéntrica era una forma de afirmar la personalidad o incluso la opulencia

Las brochas de afeitar modernos son extremadamente similares en apariencia, composición y función a sus predecesoras centenarias. El mango está modelado ergonómicamente, lo que permite un agarre adecuado de la misma. Los mangos artesanales de lujo ya no se hacen con materiales nobles como el marfil o incluso el oro y están diseñados para sentirse bien equilibrados en la mano.

Aunque todavía hoy se utilizan una variedad de materiales diferentes para fabricar los mangos de las brochas de de afeitar, los mangos sintéticos de nylon, poliuretano o plástico son los más comunes incluso para las fabricaciones más costosas. Aunque los beneficios de las brochas sintéticas incluyen una menor posibilidad de rotura y resistencia al daño por humedad, un gran número de clientes todavía prefiere materiales naturales como madera o materiales exóticos, pero estos artículos son más difíciles de encontrar. Una empuñadura de brocha de afeitar, independientemente del material de su composición, rara vez afecta el rendimiento general de la brocha.

Hoy en día, las brochas ya no son símbolo de ostentación pero si abarcan una amplia gama de precios. En el extremo inferior, se pueden encontrar brochas de afeitar por apenas cinco euros. Estas brochas son normalmente producidas en masa, con mangos de madera o plástico y cerdas de pelo de jabalí o sintéticas. En el extremo opuesto, algunas brochas pueden costar más de 300 euros, y suelen tener los mangos torneados a mano y las cerdas de primera calidad de pelo de tejón.

En el mercado actual se pueden adquirir brochas de afeitar con diversos tipos de pelo: de tejón, de cerda o pelo de jabalí, de pelo de caballo, sintéticas, y mezcladas

Los defensores del afeitado en húmedo afirman que el pelo de tejón es el material más fino y lujoso posible. La capacidad de retención de agua, la sensación suave en la cara y la durabilidad no han sido igualadas por otros materiales sintéticos o naturales. Existen tres niveles comunes de pelo de tejón: el tejón puro en ingles pure badger, el mejor tejón en ingles best badger y el tejón ;súper o punta de plata en ingles super badger y silvertip respectivamente. Mientras que algunas compañías insisten en usar otras clasificaciones estos tres son los más comúnmente aceptados por fabricantes y usuarios y son los que se se usan con más frecuencia para describir la calidad de una brocha de afeitar.

El pelo de jabalí a menudo es tan rígido y espinoso como la cerda sintética, pero tiene una mayor capacidad de retención de agua, lo que da como resultado una espuma más completa y efectiva. Sin embargo, el pelo de jabalí tiene una tendencia a romperse más fácilmente que las cerdas sintéticas

Las brochas de afeitar sintéticas, hechas la mayoría de las veces con cerdas de nylon, comprenden el extremo inferior del rango de precio y calidad. Los detractores de los materiales sintéticos critican su poca capacidad de retención de agua, su sensación punzante y la dificultad para hacer una espuma de alta calidad. Las mezclas de sintéticas y naturales combinan pelo de jabalí con cerdas sintéticas lo que no afecta en gran medida a la calidad de la espuma producida. Hoy en día también se emplea el pelo de caballo.

Fabricación

Las brochas de tejón de calidad se fabrican a mano mientras que las de cerda u otros pelos normalmente se realizan a máquina.

Las pieles de tejón son clasificadas y calificadas por el distribuidor y vendidas a los fabricantes de los nudos de pelos. El fabricante del nudo luego separa el pelo de la piel y los clasifica en los diferentes grados de pelo que vende

Una vez que el pelo ha sido cortado del cuerpo del animal, es desinfectado con vapor a temperaturas de 110 grados centígrados y luego procesado, separado por clases y ya esta listo para ser usado en los nudos que algunos fabricantes suelen preparar y coser a mano y que luego se convierten en las brochas

Estos fabricantes pueden vender sólo nudos de pelo o hacer las brochas completas y a su vez pueden externalizar la fabricación de los mangos o hacerlos ellos mismos.

Para crear una brocha de pelo de tejón se requiere arte y unas manos expertas

El pelo de tejón una vez seleccionado limpio y esterilizado es un material muy valioso que primeramente se pesa para formar el mazo de pelo que dará lugar al nudo de cada una de las brochas de acuerdo con el tamaño que vaya a tener.

El mazo de pelo se peina cuidadosamente, para eliminar los pelos perdidos y alinearlos correctamente para que todos los pelos estén en la disposición idónea para realizar el nudo.

Seguidamente el mazo o mocho se coloca en un molde denominado “copa Gobletsconstruido en metal pesado, forma cilíndrica y de base curva, para darle así la forma, según las distintas formas de nudo: plano, bombilla o bulbo o de abanico abierto Entonces la base de los pelos se comprimen o aprietan hasta que todos los extremos están en la parte superior. . Poco a poco y con paciencia, las experimentadas manos del operario van examinando y si es necesario retocando pelo a pelo del nudo, para que en su caso la franja negra de una brocha con pelo punta plata, quede visualmente uniforme.

Ahora el mazo es atado o enlazado manualmente con hilo y las partes inferiores de los pelos se cortan a distintas longitudes según la longitud deseada, en ingles loft, seguidamente se sacan del molde y se forma el nudo, en ingles knot. Finalmente, la base que forman el final o extremos inferiores de los los pelos se cementa o encola para que el nudo conserve su forma permanentemente, pudiendo en algunos casos colocarle en el cementado una abrazadera de metal, seguidamente se elimina el hilo del atado.

El pelo ya está preparado para colocarlo en el mango.

La colocación y unión del nudo con el mango se realiza mediante encolado o pegado con un adhesivo de tipo epoxi, dando así por terminada la brocha después del secado completo del adhesivo.

Prácticamente en todas las brochas de afeitar pero sobre todo en las de buena calidad no se recorta la punta de los pelos, de modo que la punta es la terminación natural del mismo, lo que le confiere mayor suavidad y durabilidad

El proceso de fabricación de una brocha mecánicamente desde su inicio, comienza con la confección del nudo. La primera fase consiste en el pesaje del pelo a utilizar, para un nudo de tamaño medio de tejón punta plata se utilizan 25 gramos aproximadamente.

A continuación se peina levemente el pelo para que se suelte y posteriormente se introduce en la copa “Goblets”, la encargada de dar forma al nudo.

El vibrador, se encarga de bajar el pelo y dar homogeneidad en la parte superior del nudo, se conoce cómo “mantener la flor”. Pasará en él cerca de dos minutos, un tiempo que varía dependiendo del espesor del nudo.

Para facilitar al operario la manipulación y poder comenzar con el anudado provisional se pasa por una máquina de cierre donde un operario va retocando pelo a pelo la parte exterior del nudo

Una vez alineado, la recortadora se encarga de dejar el nudo a la altura deseada dependiendo del loft que se le vaya a dar al mismo, teniendo además en cuenta la inserción en el mango.

La siguiente fase es el atado real del pelo, ya que lo anterior es una sujeción provisional para poder trabajar el nudo.

Una vez el nudo está terminado se pasa al encolado. Normalmente es un proceso que se realiza de manera automática, pero en algunos casos y debido a las características del mango, el control ha de ser manual.

Tras el ensamblaje, se deja la brocha secando durante un mínimo de 12 horas finalizando el proceso.

Partes de una brocha:

Mango: Por donde se agarra o sujeta la brocha.

Nudo: El mocho de pelo.

Los parámetros o medidas que los fabricantes indican para describir una brocha son:

Diámetro del nudo. Define la talla o tamaño del nudo, en ingles knot size, es el diametro o grosor del conjunto de pelos en su entronque con el mango expresado en milímetros.

Altura del pelo : Es la longitud del pelo, en inglés Loft, medida desde el mismo entronque hasta la punta del pelo. También se utilizan los milímetros para dar su medida.

Altura total se expresa en milímetros desde la base del mango hasta el punto mas alto de las puntas del pelo

Altura del mango se expresa también en en milímetros.

A pesar de estas dimensiones, para los usuarios noveles existe una gran incertidumbre respecto a como definir las características de las brochas y sobre todo teniendo en cuenta que algunas de ellas son contradictorias o interaccionan.

Características de las brochas de afeitar.

Para ayudar a darle rigor al vocabulario a la hora de definir una brocha, para que se entienda bien y hacerse una idea de la brocha con más certeza se han de considerar los siguientes aspectos:

Pelo:

Tipos de pelo:

Hay cuatro tipos principales de cerdas o “pelos” que se utiliza en las brochas de afeitar: pelo de tejón, cerda o pelo de jabalí, pelo de caballo y pelo sintético. Cada tipo se diferencia en la suavidad de tacto de la brocha sobre la piel, retención de agua propiedad fundamental cuanto más mejor, calidad de afeitado.

Grosor del pelo: Aporta la sensación en la cara, da rigidez y vigorosidad. Aunque hay pelos finos vigorosos de tacto muy agradable.

Punzamiento del pelo: La cualidad que da la sensación punzante o pinchuda en la cara en seco. Por lo general un pelo grueso suele ser punzante.

Vigorosidad del pelo: la capacidad para mecerse del pelo. Hay pelos gruesos que son poco vigorosos y pelos finos que lo son.

Rigidez del pelo: Capacidad para oponerse a la deformación. Por ejemplo normalmente los pelos gruesos de cerda son rígidos pero mojados pierden vigorosidad.

Suavidad del pelo: La sensación al acariciar el pelo. Algunos no son punzantes pero al pasar la mano son algo ásperos.

Bulbo.

El bulbolo constituye la parte inferior del pelo y es responsable de la flexibilidad y tenacidad del pelo.

A la flexibilidad le llaman rebote: la cual es la capacidad del pelo para poder regresar a su posición original cuando se flexiona y está mojado y espumado. Un pelo sin rebote en inglés se denomina “mushy” o “flappy” y es traducido por blando.

El rebote se debe presentar en los tres tipos de pelo, de hecho los fabricantes para poder seleccionar el pelo: toman un mechón entre sus dedos y lo flexionan pegado al oído y lo sueltan. Si escuchan un “trueno” es de buena calidad entre más fuerte se escuche es de mayor calidad.

El pelo de tejón de buena calidad presenta un bulbo grueso, también llamado vientre.

Un bulbo bien pronunciado evita que salga demasiada espuma por los lados de la brocha. “Tragona”

La cerda de buena calidad también presenta un bulbo grueso.

Florcilla

La florcilla es una cualidad de la cerda de jabali de buena calidad y en ella presenta tres divisiones en la punta de un pelo, produciendo una alta suavidad y retención de espuma. A la florcilla también se le llama horquilla u orzuela. Una buena brocha de cerda de jabalí por lo menos debe de tener dos divisiones en la punta del pelo y en las puntas de todos los pelos.

Raiz

Una buena brocha debe de tener la raíz profundamente incrustada en el mango, a la raíz también le llaman raigal. Esto evitará que el pelo se caiga o se desprenda con facilidad. Además de que produce un mayor rebote, permitiendo que el bulbo se concentre en el tallo de la brocha haciéndolo denso y firme, evitando que el pelo se quiebre o la brocha se vuelva blanda o se escape demasiada espuma.

El pelo de caballo tiende a ser complemente cilíndrico de raíz a punta y no termina en una fina punta, sin embargo no debe pinchar. Es el único pelo que los fabricantes pueden recortar para darle forma al mechón, en los otros dos casos tejón y cerda de jabalí es síntoma de una mala brocha.

Nudo:

Forma del nudo: Plana, bombilla o intermedia. Indica la forma de la superficie de contacto con la piel y también como trabaja. En función de esta convienen unas medidas u otras.

Longitud del nudo: La altura desde el nacimiento en la base al punto más alto de la copa. Generalmente se expresa en mm.

Diámetro del nudo: Habitualmente se puede medir el diámetro en la base donde se une al mango y se expresa en mm. Los fabricantes se suelen referir a la base del nudo y eso no se puede ver ni saber pues tampoco se sabe cuanto va enterrado y generalmente lo que se mide es un poco superior. Esta diferencia de medidas y la parte enterrada indican mucho sobre el comportamiento de la brocha pero ningún fabricante las aporta.

Rigidez del nudo: No hay unidad de medida pero se podría definir como la resistencia que opone el nudo a ser deformado. Depende de la calidad del pelo, su altura, densidad y forma de montaje en el mango.

Vigorosidad del nudo: La propiedad del pelo cuando está ya colocado en el mango. El montaje puede enmascarar o modificar las propiedades del pelo.

Densidad del nudo: No esta cuantificada pero desde luego es muy importante. Es la cantidad de pelo que hay por unidad de superficie de trabajo en la cara. Una brocha densa suele ser más rígida y dar menos espuma pues la absorbe, sin embargo, el masaje en la cara suele ser más apreciado.

Altura o longitud del pelo.

Otro factor que afecta a cómo una brocha hace su trabajo es la altura de su pelo.

Cuanto más alto sea el pelo más flexible y suave será con respecto a otras brochas con menor altura de pelo

Así pues por ejemplo las brochas que tengan el mismo diámetro de nudo, misma clase de pelo , pero distinta longitud de pelo, esta característica las hace muy distintas a la hora de hacer espuma con ellas.

Las brochas de menos de 50 milímetros de altura de pelo son perfectas para hacer espuma en la cara con jabón o barrita de jabón.

Las brochas entre 50 y 55 milímetros son las más versátiles pudiéndose usar para hacer espuma en la cara o tazón, con jabones y cremas.

Las brochas de más de 55 milímetros de altura de pelo funcionan mejor con cremas y haciendo la espuma en un tazón o scuttle

Para una primera brocha lo mejor es que tenga una longitud de pelo entre 50 y 55 milímetros, ya que son todo terreno y funcionan mejor con jabones.

A las brochas de altura mayor de 55 milímetros las costará cargarse bien de jabón al ser suaves y flexibles lo cual hará más difícil al neófito hacer la espuma correcta de un jabón.

Diámetros de nudo de la brocha

El diámetro del nudo es lo que determina principalmente el tamaño de la brocha, es decir cómo de grande es la brocha.

Diámetro de nudo pequeño, brocha pequeña, diámetro de nudo grande brocha grande.

Sin embargo, y más allá de lo evidente con respecto al tamaño, la pregunta es ¿Como afecta el diámetro del nudo a la efectividad de la brocha?

La clasificación según el diámetro de su nudo puede ser:

Brochas pequeñas aquellas cuyo nudo sea inferior a 20 milímetros.

Brochas medias o medianas aquellas que el diámetro esta comprendido entre 20 y 23 milímetros.

Brochas grandes o muy grandes (gigantes), las que su diámetro de nudo se encuentra entre 23 milímetros y hasta los 32 milímetros

No existe ninguna base científica, sino solo la experiencia en el uso en cuanto al comportamiento de las brochas de afeitar dependiendo del diámetro de su nudo.

El tamaño del nudo no afecta a la aptitud buena o mala con que la brocha va a hacer la espuma. Pero si pueden variar un poco en la forma de crearla. Una brocha con un nudo más pequeño puede necesitar un poco más de agua ya que no absorbe tanta agua como una brocha con un nudo más grande sin embargo la más grande necesitará más crema o jabón para crear espuma, aunque las dos crearán espumas similares en el mismo intervalo de tiempo.

Si el tamaño del nudo no influye en la calidad de la espuma, el elegir un tamaño u otro de nudo se debe a preferencias o gustos personales dado que hay a quien le gusta que la brocha le ocupe casi toda la cara en el momento de aplicar la espuma en ella o le gusta hacer la espuma en tazones muy grandes y para ello es mejor una brocha de nudo grande o gigante.

También es cierto que las brochas grandes tienden a retener más espuma y calor que las brochas más pequeñas.

El inconveniente de las brochas grandes es su precio a igualdad de tipo de pelo

También algunas se “tragaran” más la espuma que otras de nudo más pequeño al estar más densamente pobladas de pelo.

Si lo que se quiere es hacer espuma en la cara o usar jabones de pastilla duros con una brocha con un nudo superior a 24 milímetros de diámetro puede resultar un engorro al no ser tan manejable como una con un nudo de menos diámetro.

Una brocha grande no significa que sea mejor, sino que hará la espuma de distinta forma o manera que una más pequeña, pero las dos harán la misma calidad de espuma si se utilizan correctamente y se conoce la idiosincrasia de cada una: más agua, menos agua; más crema o jabón, menos etc.

Si se prefieren las cremas de afeitado y hacer la espuma en un tazón o scuttle grande la brocha debería tener entre 24 y 30 milímetros de diámetro de nudo.

Si se prefiere hacer espuma en la cara y jabones duros o barritas de jabón la brocha debe tener entre 18 y 22 milímetros de diámetro de nudo.

Si lo que se quiere es una brocha multiuso, que sirva para hacer espuma en la cara y en un tazón o scuttle, para cremas, jabones y barritas de jabón lo mejor es buscar un diámetro de nudo entre 22 y 24 milímetros quizás siendo la de 23 milímetros la idónea.

Para la primera brocha también un nudo de 23 milímetros parece lo más acertado para experimentar a hacer la espuma en la cara, tazón y usar cremas, jabones etc.

Un aspecto a tener en cuenta es que el aire en la mezcla de agua y jabón entra por el movimiento de batido y eso se consigue mejor con una superficie grande. Básicamente de lo que se trata es de arrastrar una fina película de agua jabonosa, elevándola del resto y que por la tensión superficial que esta posee, se mantenga en una fina capa sobre el útil con el que se bate, recoge el aire y lo introduce en la mezcla de nuevo de tal forma que crea lo equivalente a pequeñas burbujas, cuanto mayor sea el elemento batidor, mayor cantidad de agua se eleva y mayor cantidad de aire se introduce al conjunto. El aire en la mezcla de agua y jabón no debe entrar de forma directa, sino debe ser recogido por el agua, con lo cual cuanto menos aire introduzca directamente la brocha mejor, se puede afirmar que la brocha pequeña precisa menos agua y jabón, y realiza la mezcla mejor cuando está moviendo pequeñas cantidades, caso típico de hacer la espuma en la cara, donde se suele utilizar un movimiento circular, se trabaja con la brocha solo en el plano de la cara y se produce la espuma en el espacio alrededor de la brocha. Por eso también suelen trabajar mejor los jabones duros, al ir arrastrando poco a poco el jabón junto con el agua.

La brocha grande, precisa más cantidad de masa o mezcla a mover y trabaja mejor en un bol, realizando un movimiento de arrastre hacia arriba y posterior caída. Trabajará en dos planos, el fondo del bol y la elevación perpendicular al mismo produciendo la espuma desde el interior de la mezcla. Por eso suele trabajar mejor con jabones blandos y cremas.

Formas del pelo de la brocha.

Las formas del pelo de la brocha más comunes son:

De bombilla o bulbo en ingles bulb shape

Plano o abanico abierto en ingles fam shape.

La brocha en forma de bombilla, bulbo, europea o estilo cúpula, es consecuencia de que algunos tipos de pelo de tejón son cortados o bien recopilados de forma que el nudo de la brocha se le de esta peculiar forma de bulbo o bombilla.

Esta forma tiene los pelos más cortos en los laterales y más largos en el centro y debido a que los pelos son más largos en el centro y más cortos en los laterales no se abren tanto cuando están húmedos o mojados este fenómeno es lo que se denomina “florecimiento”.

Esto permite controlar mejor como y donde aplicar la espuma, además estas brochas son perfectas a la hora de hacer espuma en un tazón porque se puede trabajar la espuma en el centro del tronco del pelo de la brocha, en vez que esta sea desplazada a los laterales del tazón.

También este tipo de brocha es perfecto para aplicar espuma en la cara ya que no florece en exceso y puede poner la espuma donde se quiera, sin embargo no son tan recomendables a la hora de espumar en la cara.

Si el nudo tiene una forma de bulbo muy exagerado, el centro será muy puntiagudo y debido a que la mayor concentración de pelo esta en el centro, habrá poca superficie en contacto con la piel. La parte central de la brocha tiende a torcerse y girar de lado a lado. Debido a esta tendencia, esta clase de brocha funciona mejor con movimientos laterales de un lado a otro. Este método de espumado en la cara cuida mejor el pelo de la brocha evitando el daño y prolongando su vida útil.

Esta forma es muy característica de las brochas de fabricación alemana.

El estilo plano o estilo británico en el que las brochas tienen una superficie más plana en la parte superior son llamadas “fan shape” en ingles.

Debido a que el pelo de los laterales es igual de largo que el que esta en la parte central, obteniéndose así esta forma aplanada.

Estas brochas se sienten más grandes debido a que la superficie en contacto o tocada por el pelo de la brocha es mucho mayor.

Los pelos más largos retienen más agua y trabajan con el pelo interior para de esta manera colocar agua en el jabón de afeitar o en la crema resultando más abundante la espuma. El agua adicional mantiene la espuma bien hidratada durante el afeitado.

Debido a la gran superficie de contacto que tienen estas brochas aplicar la espuma puede ser un poco más complicado ya que se puede querer aplicar la espuma en la mejilla y esta acabe en la nariz.

Esta forma es muy buena para hacer espuma en la cara, ya que se puede usar en movimientos circulares que ofrecen una exfoliación y un masaje durante el espumado, Cuando se elige este tipo de brocha es conveniente procurar no aplicar mucha presión a la hora de hacer espuma en la cara ya que si se aplasta la brocha sobre la cara o un tazón, se puede originar la rotura del pelo o que este se doble lo cual deteriora el tronco del pelo de la brocha.

Esta forma es característica aunque no la única de las brochas hechas en el Reino Unido.

Algunas brochas actuales están fabricadas como híbridos de las dos formas.

Aunque cada forma y estilo tiene sus pros y sus contras, y sus propias características, la elección es una cuestión de preferencia personal.

Cuando se dispone de una colección de brochas extensa, hay quien prefiere rotar las brochas dependiendo de que producto vayan a usar, si van a espumar en la cara o en un tazón, en el ánimo etc.

Ambos estilos o formas del pelo los utilizan las marcas de prestigio y están disponibles en varios tipos de pelo y altura del mismo.

La forma del pelo no es más que otra característica más como lo son el tipo la altura, la densidad, la suavidad o dureza del pelo, que su sinergia, afectara al rendimiento de la brocha.

51 Me gusta

Interesante artículo muchas gracias

MQo3mG

5 Me gusta

Buen artículo. Hay una cosilla en la que no estoy de acuerdo, y es que las brochas de fibra son las más baratas. A mí alguna de fibra me ha costado muchísimo más que una de cerda.

4 Me gusta

Menudo Master en brocha acabas de marcarte!.

Muy interesante.

Ta bien, aunque mi practica me haria contradecir ciertas afirmaciones, no voy a estropearte el curro que te has dado, por ello acabo diciendo que " ta bien ".

1 me gusta

Muchas gracias. Hoy precisamente he buscado algún hilo donde hablaran de tipos de brocha. Me has leído el pensamiento!!!

Muy buen artículo. Con el voy entendiendo los palabros que se usan en el foro y que me sonaban a chino. Gracias compañero.

¡Menudo tratado!:ok_hand:t3:

Muy interesante.

Muchas gracias por la aportación, de lo más completo que he leído sobre brochas’

Todo un artículo/tutorial
sobre brochas en el cual coincido ampliamente :+1:t2:
Pero que también tengo ligeras discrepancias :wink:

Muy buen trabajo :clap:t2:

Pasado el primer susto de ver semejante tocho… Me a resultado muy interesante su lectura…

Gracias por el compendio … aunque uno cree saberlo todo … siempre termina aprendiendo cosas nuevas … :clap:

Se agradece la contribución.
Yo creo que sería bueno que precisaras si eres el autor. Y si no lo eres, que concretes cuál es la procedencia del texto.
Y entonces entraremos a debatir algunos puntos.

5 Me gusta

Muy interesante. Gran aportacion.

A mi, que llevo poco tiempo en esto, me ha resultado muy útil.

Gracias por la aportación, siempre es interesante aprender el por qué de las cosas, independientemente de las opiniones personales que nos podamos formar… en mi caso, coincido en mucho de lo dicho en relación al tipo de brocha que uso.

Un saludo.

Muy interesante!!!