Navaja St. Joanis Arbost (segunda venta)

¡Hola!
Vendo esta navaja de afeitar francesa antigua y poco común, St. Joanis Arbost.
Perfil de cuarto hueco, 6/8 ", acero al carbono duro, escamas de cuerno de búfalo, pasadores / arandelas de bronce / cobre, afeitado listo.
Precio de venta: 95euro(con seguimiento de envío incluido, por correo).Pago: Revolut, PayPal, transferencia bancaria.

Gracias por tu interés!












16 Me gusta

85€📌🥲

Video:

última venta: 75 euros📌

2 Me gusta

No sé cómo funcionará pero está muy bien restaurada. O muchas horas dale que te pego o buena compra de origen.

1 me gusta

Una preciosidad, yo es que me estoy quitando sino…Como ha comentado @creepingdeath con mucho trabajo encima, lo que me ha hecho recordar una cuestión que expondré a la máxima brevedad para no entorpecer el hilo, pido disculpas por la intromisión. Hubo un tiempo coincidiendo en lo artístico con aquel movimiento denominado modernismo que el valor de los objetos, incluidas las viviendas no radicaba en el uso de materiales exquisitos, sino en el trabajo manual acumulado. Es facil admirarse en los dorados de una navaja, en unas cachas de determinado hueso, esta al alcance de cualquiera. Pero el trabajo manual, las formas, las horas de lima, los detalles, esas pequeñas cosas que denotan dedicación y buen hacer solo son valorados por los ojos que saben verlos. En la Colonia Güell, lugar que os invito a visitar, experimento social en su momento, lugar encantador hoy, las casas de los obreros y los jefes estan construidas con el mismo material, mahones, la diferencia esta en el trabajo de colocación de los mismos, mucho más elaborado en las casas de los jefes. El trabajo manual tenía entonces connotaciones místicas y religiosas y se apreciaba por encima de la magnificencia de los materiales.Todo esto para invitaros a mirar la navaja con otros ojos, lo merece. Perdón por la intromisión.

6 Me gusta

Toda la razón, y añadiría que además de ese tiempo dedicado, hay que contar con el trabajador, la destreza acumulada con la experiencia que agiliza el proceso y mejora el resultado…

4 Me gusta

Cierto, y en ese proceso de aprendizaje, hay una figura en total extinción, el aprendiz. Que desde muy joven, pegado a un veterano aprende el oficio y quizás luego llege incluso a perfecionarlo. Me recuerda a los maestros “removedores”, esos encargados del remouge en el cava o el champagne, que según me dijerón tardan años en perfeccionar la técnica y convertirse en maestros. Hoy lo hacen máquinas en la mayoría de casos, muy eficientes, haciendo que el proceso sea más económico, pero más industrial. Me comentaba un cavidta que en su estancia de aprendizaje en una “maison” veia a personas mayores poniendo a mano las etiquetas en las botellas. Debe influir muy poco en el resultado final, pero nos habla del amor y respeto hacía su producto, igual que el esmero puesto en el acabado de esos pins. Por suerte abundan por aqui personas que hacen lo mismo con las navajas, es una suerte ver su trabajo.

4 Me gusta

Toda la razón hay que valorar el trabajo artesano que por suerte para nosotros todavia que dan :wave: :wave: :wave: :wave: :wave:

1 me gusta

¡Gracias por tu apreciación!

en la segunda navaja comprada, 15 euros de descuento.