Y a ti.. Que te ha traído a la Noble Arte de la Esgrima con Navaja Barbera?

Buenos días compañeros afeitantes.Tal vez lo de esgrima parezca, exagerado?..Una barbera no es un arma sino una herramienta, pero si devenga destreza y de ahí la similitud. Bueno tengo curiosidad por saber cómo mis queridos compañeros llegaron a verse ante un espejo manejando mano en ristre una afiladisima navaja barbera. Seguramente este tema se trajera a este foro en otra ocasión, pero no está demás refrescar nuestra memoria y recordar como llegamos al dulcisimo afeitado con navaja.
Cuento brevemente mi historia. Mi barbero de cabecera Enrique…que cuando yo era un chaval se hacía cargo de mi entonces rubia y abundante cabellera más o menos cada mes. …Siempre que iba y lo veia manejar sus navajas con esa destreza y seguridad me causaba admiración, y a quienes habla afeitado delante de mí ,al terminar les veía sobarse la cara y suspirar con satisfacción… Aquello que tan satisfechos deja a quienes afeitaba debía ser la caña de España.? Entoces mi cara tenía menos pelo que un litro de vino… Un tiempo después cuando tenía unos 18 años y ya empezaba a afeitarme… Decidí probar,
temeroso pero curioso me arme de valor y sentado en el sillón de la barbería con la voz entrecortada le dije a mi barbero…! Enrique, quiero que me afeite usted con navaja!.. La ceremonia empezó,babero, un masaje con aceite… Después de darle muchos pases en un cuero a una navaja de cachas nacaradas la dejo en un estante. Todabia no empezamos me dije yo…Y sobre mi cara envolvió una toalla húmeda y calentita… Unos minutos después con una brocha y mucho arte extendió una espuma tibia y sentí que se me relajaban las carnes. .se acercó con la navaja en la mano dándose pases en la palma de la mano opuesta a una velocidad de vértigo…Un toque en mi patilla izquierda y siento el filo de la navaja surcar mi cara a un lado a otro… un breve descanso y otra vez el jabón templado sobre mi cara, mientras estiraba mi piel y insistía en algún rincón con pequeños pases, luego una toalla para retirar el jabón… dio un repaso al borde de mis patillas, se vertió un líquido de olor intenso (por supuesto Floid MV) entre sus manos y lo extendió con un suave masaje que me dejó más relajado que un bebé arto de teta… Levanto el respaldo del sillón y me dijo: !ya está afeitado el caballero!.. Le dije, que le debo ?. mientras, no paraba de sobar mi cara,suave, suave como culito de bebé. Le pagué, le di las gracias y me fuí. Aquella experiencia que repetí varias veces más me dejó grabado en la memoria para siempre el placer que supone un buen afeitado con barbera. Enrique se jubiló poco después, años 80 las navajas en las barberias se prohibieron con el tema del sida, pero yo busque y busque y al final encontré unaFilarmónica 14 DT sello de oro y con lo que vi hacer a mi barbero me decidí a afeitarme… Dios ! con mucho miedo empiece mi primer afeitado, solo las mejillas, y claro me corte, más de una vez esas primeras veces… Luego el resto de la cara siguiendo las indicaciones de Enrique en el uso del atentador"mucho cuero y poca pasta"pero llegó el momento en que aquella Filarmónica pedía a gritos un pase por piedras… Yo ni piedras ni idea de cómo usarlas,así que mi querida barbera se quedó un tiempo guardada en un cajón. Un tiempo después conocí a un coleccionista de cuchillos y me enseño a afilar, probé a afilar mi Fila… con las piedras de Arkansas que había comprado, y si la afile pero aquello ya no era la, dulzura de antes… No tenía quien me iniciara y otra vez al cajón a descansar, pero tenía el runrun en la cabeza y no paraba de preguntar. Me indicó un representante de 3 claveles al que conocía la dirección del único vaciador que en toda la provincia sabía vaciar y afilar una barbera…y allí me presente. Era un señor muy mayor con más de 80 años que se jubilaba y cerraba el negocio unos días después,le indique a que venía y quien me lo había recomendado pero me dijo que nones…que ya no tenía ni vista ni pulso para un trabajo tan delicado porque había dejado la navaja con el filo hecho unos zorros y la, había gastado demasiado con la piedra así que el vaciado era necesario si o si para volver a afeitarme con ella y volvió a decir que nones… Yo insistí con tanta vehemencia que al final cedió y me dijo. “No va a ser barato… vuelve en una hora haber si la recupero”… Volví en 55 minutos… la probó delante de mí en la piel de la palma de su mano, se sacó una loncha finisima de un tajo certero y me dijo… " Todavía conservó el oficio… tienes en la mano una buena barbera afilada por este que aprendió el oficio en la mejor cuchillería de la Plaza Mayor de Madrid, 30 años estuve allí y me hice un variador de categoría, ala disfrutala".Me contó mil historia de gente famosa que iba a, que le afilaran sus navajas, de las Filarmónicas, de las Cabeza de León, de las francesas de las alemanas, de las de señoritos y las de obreros… En fin un rato largo. Me indicó como usar el asentador y las pastas… 1 de pasta 100 de cuero… Que el cuero es lo que mantiene la navaja y las pastas si abusas, la dejan roma, en fin mil cosas. Le di la gracias apretando su mano con las dos mias. Y me despedí más feliz que una perdiz. Cuando la probé en mi cara alucine en colores,aquel filo recorria mi cara no afeitando, es que borraba el pelo sin ninguna resistencia… mejor que nueva. Unos días después volvi a darle las gracias de nuevo y a elogiarle aquel trabajo de artista y me sonrió con orgullo. Me me afeito cada día con alguna de mis 8 navajas, nuevas o antiguas, cada día que pasa me acerco más al afilado que aquel maestro me hizo. Disfruto del placer del afeitado con barbera, que mantiene mis manos ágiles, mi mente despierta, siento un secreto orgullo de ser capaz de manejar una navaja con soltura sobre mi cara, y dejar mi piel dulcemente afeitada. Solo tengo una queja… que no me crece la barba tan rápido como para poder afeitar me cada 12 horas.
Esta, es mi historia.
Cual es la tuya.?
Ala animaros a contar la vuestra.

33 Me gusta

A mi siempre me llamó la atención el afeitado a navaja. Hace 6 años conocí a un hombre que con 92 años se afeitaba a navaja. Empecé a leer y a leer. Luego apareció el famoso anuncio de Gillette en el que decía que los hombres éramos malos. Así que me compré una shavette y ni dos afeitados me di. Cortes por todos lados. Luego descubrí este foro y el de al lado. Seguí leyendo y me tiré a por las maquinillas. Un día ese hombre me regaló una Guillermo Hoppe 24, se la mandé a @VerdaKrajono para que la adecentara y empecé a practicar. De eso hace dos años ya. Para noviembre del año pasado me propuse aprender de una vez con la navaja. Y hasta hoy. Ya tengo de todo para la navaja. Me afeito a diario con ellas. Hace un mes apareció ese hombre y me regaló una Friodur 14 que ahora está en manos de @MiKeLeoN para que la ponga guapa. Y hasta aquí. Llevo poco tiempo, pero me da que de aquí no salgo ya.

27 Me gusta

Yo empecé con una shavette hace más de 2 años que compré para perfilarme la barba ya que me la estaba dejando larga, luego cuando descubrí este gran foro y seguí con las maquinillas hasta que un buen día hace un año más o menos me picó el gusanillo de las navajas, compré una en el zoco barata, luego otra, y otra y otra… :joy: :joy: :joy: hasta el día de hoy y que sigo aprendiendo de los mejores y casualidad amigos de este gran foro.

18 Me gusta

Que no sales dalo por seguro, y yo que me alegro, esto engancha como la nicotina o más… Gracias por compartirlo. Un abrazo.

4 Me gusta

Normal una cosa lleva a la otra y ya sabes lo de aquel antiguo anuncio… “Llegaras a Kas”.Gracias por contarlo y a disfrutar de la esgrima.

4 Me gusta

Pues si!!! De naranja o de limón? :stuck_out_tongue_winking_eye: :stuck_out_tongue_winking_eye: :stuck_out_tongue_winking_eye: Que si engancha? Puff, esto es como estar como un niño con zapatos nuevos cada vez que te vas a afeitar, jejejejejejeje…

Tú texto mola, ese barbero Enrique te abrió los ojos, jejejejejejeje…

Muchas de nada e igualmente a ti también por compartir Javier.

Un abrazo.

4 Me gusta

Pues así es, mi recordado Enrique me mostro el camino de la barbera que como disciplina Zen que fuera, tiene de ceremonia y andadura hacia la perfección. Na te digo que no sepas si consigues además afilar y mantener tus navajas en el punto adecuado, o si recuperas un antigua hecha unos zorros y la dejas fetén. En fin esto es una filosofía que te lleva al Nirvana del afeitado y el buen tono mental.
Por cierto,me quedo con esa comparación del niño que estrena zapatos.

7 Me gusta

Buen hilo y buenas historias.
Lo mío es otra vertiente de mi gusto por lo retro, prefiero una cafe Racer o una brat style a una moto deportiva.
Un mueble recuperado y restaurado a uno de diseño…
Mis afeitados con la multihojas o con la eléctrica eran pura obligación y siempre con resultado de irritación.
Los chinos y sus algoritmos publicitarios tienen la culpa de que me fijase en que todavía se vendían navajas de afeitar.
Mi bicheo por las redes me descubrió al compañero VK y su maña para el acondicionado de las Gold Dollar.
Lo demás es historia, práctica y experimentación… y afeitados placenteros.

15 Me gusta

Me encantan estas historias que contáis,

En mi caso, estaba aprendiendo temas relacionados con cuchillos… que si vaciados, formas, aceros y temples,… y cada dos por tres aparecía alguna navaja de afeitar a las que no prestaba mayor atención…

Al de un tiempo, un día q estaba curioseando en una cuchillería, el dependiente me enseñó una Dovo BestQuality y me mostró lo delgado del filo, alucine con la curvatura que cogía y como se adaptaba a la forma de la uña a su paso por el… me dejo cautivo… nunca había visto algo así…

A partir de ahí, pase de estar mirando cuchillos sin prestar atención a las barberas, a todo lo contrario…

Por desgracia, mi padre no se afeitaba a navaja, y solo he podido heredar (en vida) un par de brochas mixtura de Vielong…

y a fuerza de buscar un equilibrio entre precio/navaja, acabo cayendo en mis manos la primera… una mierda brutal que todavía conservo la hoja, pues con ella fabriqué mis primeras cachas ( las que traía eran de palo literal :rofl:🤦🏼:ok_hand:) y a partir de ahí todo lo demás…

Es increíble la adaptación que he tenido a esta afición… de no afeitarme en absoluto, a estar deseando que crezca la barba, de parecerme todos los precios un despropósito a ni inmutarme cuando hago un desembolso por una pieza que se me mete entre ceja y ceja, piedras de afilar, asentadores, navajas,…el mundo de las fragancias, jabones, afters,… hasta he fabricado mis propias brochas, mi propia navaja, restaurado y afilado un montón,…

Encantado estoy de haber descubierto esta afición, creo q es la que más tiempo me está manteniendo atento. De esto hace en nada 5 años… un placer haberos conocido al foro y sus habitantes y todo lo que este entorno me ha brindado, brinda y brindará… Salud!!

23 Me gusta

Curiosa historia, y es verda d parece que ya las barberas fueran piezas de museo… Yo también he caido en manos de la industria China y bien contento.Aprovecho para saludar al maestro VK del que he aprendido mucho. Pues a seguir disfrutando.

2 Me gusta

Pensé que yo estaba un poco fuera de onda… por usar barbera, a mi este foro me ha hecho ver que afortunadamente no es así. Ya lo dije antes , casi una filosofía. Gracias por contarnos tu interesante historia.

2 Me gusta

Desde pequeño siempre veía las películas de western y decía que guay, después nos fuimos a vivir a EE.UU y amigos de mi padre se afectaban con navaja y maquinillas clásicas. Al irnos a otro país ya los nuevos amigos ninguno se afeitaba a navaja ni brocha, así que se me pasó la fiebre aquella de cuando veía de pequeño a los vaqueros y colegas. Mi padre no tiene barba y en casa quien se afeitado a sido con electrónica o maquinilla. Con el tiempo como no tenía barba pues pase un poco del tema afeitader
Cuando ya me tocó afeitarme y me salío barba de tanto pasarme la máquina del pelo pues no hubo más remedio que cuchilla desechables, gel o espuma y unos afeitado de :poop: y ya tocaba afeitado pulido a espejo en el curro todos los días
Hará cosa de 3 años conoci a VK y tuve la suerte de que me regalara una navaja tuneada por el y un asentador, así empecé afeitarme con navaja, después vinieron 4 más y hay he parado, no se sabe hasta cuándo :joy: aún falta piedra, asentador
Es un mundo muy amplio y como no te relajes puede llevar a separación :rofl: para los casados

15 Me gusta

Para mi , afeitarse con desechables y espuma de bote era un suplicio…cara siempre irritada y granitos…así que lo hacía lo menos que podía.

Investigue y di con foros…y comencé con maquinillas DE…pero veía que el máximo era la navaja.

Las DE también me irritaban un poco, no tanto pero también…y di el salto con triple carpado y tirabuzón.

Lo mejor que he hecho, Afeitado a diario y nunca irritación ni granitos…y la cara como un espejo.

La mejor decisión para mi cara, para el bolsillo evidentemente ha sido la peor, pero para estar bello… requiere sacrificio…:joy::joy::joy:

Straight razor for ever!!

19 Me gusta

De pequeño, en la segunda mitad de lo cincuenta, bajaba a cortarme el pelo en la barbería que había debajo de casa. Me llamaban la atención los afeitados a navaja y aquellas sacudidas que le pegaban a la navaja, con una tira de cuero, antes de cada afeitado y que no entendía muy bien su finalidad.
Esa barbería cerró a mediados de los sesenta, pero la curiosidad por la navaja permaneció, entre otras cosas con los western, como decía Manu @Castle.
Empecé a afeitarme a mediados - finales de los sesenta, entonces al afeitado clásico le llamábamos afeitado a secas, usaba maquinilla de doble hoja, barrita de jabón y brocha de cerda o de caballo y Floid. Este último me acompañó siempre, hasta ahora. En lo demás vinieron las maquinillas desechables, crema en tubo, en bote…
Pero siempre me quedó aquella curiosidad por la navaja.
Nadie que yo conociese la usaba y la falta de tiempo, hijos y trabajo, me tenían en otras cosas.
Y llegó Internet y luego, la jubilación y poco después, este foro.
Antes de darme de alta me leí todo lo que había sobre navajas y perdido el miedo, me hice con una vieja Henckels 10072 1/2, que aun forma parte de mis afeitados.
Desde que empecé con esto, el momento del afeitado pasó a ser un tiempo de concentración y relax que disfruto cada dos días.
Con esto llegaron otras navajas, piedras, jabones…un agujero en el bolsillo :joy: y en ello seguimos.

16 Me gusta

Como diría @Fernan , con usted, ya somos 2537 locos por este tema :joy::rofl::wave:t2::wave:t2:

5 Me gusta

Lo mío fue un poco por aburrimiento de la DE.
Recuerdo una comida a la que llevaron navajas por afilar a los postres. Cuando vi de cerca un “verduguillo” que había llevado @MacMody me entraron escalofríos. Pensé que no sería capaz de cogerlo, mucho menos de afeitarme con eso.
Un año después le había comprado una Gold Dollar a VK y me atreví a afeitarme las mejillas con el resultado que podéis imaginar.
Ahora es mi rutina diaria.

14 Me gusta

Que buen tema! Apasionantes todas las historias…
En mi caso, inicié como a los 16 con una maquinilla clásica, le había visto una a uno de mis tíos, busque en todas las tiendas de mi ciudad pero me ofrecían puras múlti hojas; me metí a internet y conseguí mi primer kit, una maquinilla cromada de tres piezas (supongo que es china), una brocha de cerda omega, y una pastilla de jabón Williams.
El año pasado empezó mi afición a todo lo que sea herramienta de corte, intenté afilar hasta las cucharas jajaja. Sin embargo abandoné la maquinilla y la brocha, conseguí una razuradora eléctrica, el afeitado se volvió un paso más como cepillarme los dientes por las mañanas.
En agosto encontré de nuevo mi brocha, me dió nostalgia, retomé la maquinilla, pero m di cuenta que era hora de algo distinto. Encontré el foro y me animé a dar el salto a la navaja.
Sigó en el aprendizaje y la mejora de mi técnica, sin embargo yo creo que ya no me vuelvo a la maquinilla, esto es fascinante!
Tengo días donde alcanso un apurado increíble, otros no tan buenos, luego me irrito o corto, a veces no, en fin, esto es todo un arte que te atrapa dulcemente.

13 Me gusta

Paciencia compañero que llegaras a dominar con soltura la esgrima navajera y disfrutarás aún más. Saludos.

4 Me gusta

Una pregunta al hilo de este tema, no se si os pasa como a mi cuando salgo de mi casa, divinamente afeitado… muchas veces en el trabajo me quito la mascarilla para sobarme la cara y disfrutar de mi piel rasurada. No estaré perdiendo el juicio?.

5 Me gusta

Jajaja No estás solo a mí también me pasa!

3 Me gusta